Domingo 30 de enero, 2011

Día curioso, curioso... Ya que no le pienso decir a ninguno de mis amigos del "mundo real" que tengo un blog, puedo escribir lo primero que se me venga a la cabeza sin pensar en las consecuencias, ¿no? Humm, tomaré tu silencio como un sí...

El asunto está así, anoche salí con alguien, un tipo muy muy amigo mío a quien sinceramente no veía en plan romántico, pero bueno, a veces las cosas simplemente suceden, y al parecer yo le gusto, y para ser sincera él también me llama la atención. Ahora bien, si bien es cierto anoche la pasé muy bien, no pude evitar pasar pensando en el horror de la primera vez que miras a alguien a los ojos y empiezas a sospechar que hay algo más que una simple amistad... Asusta, ¿verdad? Pero asusta mucho más el día siguiente.

Es decir, ¿cómo contestás los mensajes de texto? No querés dar esperanzas pero tampoco querés sonar grosera. ¿Se programa un nuevo encuentro? No, eso de andar programando citas, al menos a mí, me pone super nerviosa. Y de repente, entre el mar de preguntas el día va pasando y poco a poco te das cuenta de que lo único que podés hacer es ser vos misma, si le gusta al otro bien, y si no pues a seguir buscando alguien que te acepte como sos, con todo y ataques de pánico...

La imagen, de Alberto Montt

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Buscador

Con la tecnología de Blogger.